Hoy empieza el verano y desde este rincón de nutrición y salud, queremos aportar nuestro granito de arena para que, además de feliz, tengáis un verano saludable. Hay muchos consejos, dudas y mitos relacionados con esta época del año y vamos a tratar de profundizar en algunos de ellos.

Para que el post no quede demasiado largo, hoy voy a hablar de las ensaladas y la hidratación, y más adelante trataremos otros temas, como los mitos en torno al melón y las cerezas, los alimentos que estimulan la melanina, el corte de digestión…

4 ideas de ensaladas completas para verano

Las ensaladas son un plato muy apetecible, cuyo consumo es frecuente en verano, tanto por el calor (es fresca) como por el producto de temporada (la lechuga, el pepino, el tomate, las vainas… están en su mejor momento). Además, si combinamos este producto de temporada con diferentes productos (teniendo en cuenta el plato saludable de Harvard, del que ya hemos hablado) podemos hacer de este plato una comida de lo más completa, nutricionalmente hablando, y de lo más rica, para nuestro paladar.

Os propongo aquí una serie de ideas que cumplen a la perfección lo dicho y, además, son muy fáciles de hacer:

  • Vainas, cebolleta, encurtidos, mejillones en escabeche, un poco de quinoa y unas cerezas (aportamos fibra, agua, zinc, probióticos, vitamina A, carotenos, etc. Vamos, que lo tiene todo).
  • Lechuga, zanahoria rallada, pimiento rojo (puede ser crudo o cocinado), huevo duro, brotes de soja, bonito, sardinillas y garbanzos (aquí añadimos la legumbre* que suele ser un grupo de alimentos que en verano se toma menos porque se piensa que hay que tomarlos en caliente y ¡nada más lejos de la realidad!); además, le podemos añadir un poco de melocotón!
  • Pepino, tomate, cebolleta, anchoas y berberechos, pasta integral y unas brevas.
  • Melón (que con su aporte de agua nos hidrata mucho) con… Bonito del Norte (podemos cambiar el típico primer plato de melón con jamón por este que, además de estar muy rico, nos aporta los ácidos grasos insaturados del pescado azul).

*Otra opción interesante para tomar legumbre en verano es un rico y fresco hummus, por ejemplo, con anchoas en salazón.

¡Cuatro ideas de ensaladas-platos frescos, fáciles de hacer, completos y muy nutritivos!

Hidratación

¡Qué importante es estar bien hidratado! Sobre todo en días de ola de calor, como la que hemos sufrido recientemente…

El cuerpo humano es de entre un 65 a 75 %  agua y una buena hidratación es de vital importancia para el normal funcionamiento de nuestro órganos.

Además, si sufrimos una deshidratación importante (el cuerpo pierde agua) o sufrimos un golpe de calor, podemos llegar a sufrir una parada cardiorrespiratoria ¡y hasta fallecer!

Por eso, es muy importante seguir todas las recomendaciones sanitarias que nos dan en estos días que sufrimos tanto por el efecto de esta ola de calor.

¿Qué hay que tomar para hidratarse?

Nada mejor que el agua. No hay nada que hidrate y que quite mejor la sed que el agua. Podemos añadir un zumo de limón o pomelo, unas hojas de menta o hierbabuena, un poco de pepino-apio, alguna fruta troceada… que aromatice ese agua.

También podemos tomar infusiones frías de té con menta, té rooibos, té con frutas y jengibre… Como consejo, no debemos añadir nada de azúcar.

Las frutas (sandía, melón…) y las verduras (tomate, lechuga, pepino, calabacín, etc.) no deben faltar en nuestro día a día porque su aporte de agua es elevado, además de proporcionarnos fibra, vitaminas, minerales, y ser muy saciantes.

El gazpacho y el salmorejo son otra opción, pero, en este caso, conviene moderar el consumo, ya que los excesos pueden ser malos (mucho pan, mucho tomate si tenemos ácido úrico, etc.).

Otra manera de tomar agua son los caldos de verduras, que podemos tomar en frío, como el caldo de vainas, el de apio con perejil y cebolla, o el de jengibre con cebolla y ajo (este pica un poco pero es rico).

Se deben evitar las bebidas azucaradas y el alcohol. Estas nunca hidratan, tienen un aporte elevado de azúcares y son perjudiciales para la salud.

Lo mejor, ¡el agua!

 

¡Feliz y saludable verano!

Dra. Arantza López-Ocaña

¡Comparte este post!