Hay productos que enamoran, como la anchoa del Cantábrico de primavera. Con su aroma a mar, su tersura y su sabor tan únicos… ¡Un placer indescriptible!

Para todos los amantes de las buenas anchoas, os ofrecemos nuestra lata de 85g (también conocida como «formato Dingley») de anchoas pescadas en la campaña de primavera en el Cantábrico por nuestra flota de bajura. Una lata de tamaño intermedio que nos encanta; más ancha, más plana, y que permite un mayor disfrute y una experiencia gourmet aún mayor. Una cama de lujo para la reina del Cantábrico.

Y hasta el 7 de septiembre puedes conseguirlas a un precio imbatible.

Anchoas del Cantábrico, formato Dingley

La mejor calidad

Como sabéis, no todas las anchoas son iguales y en Conservas Serrats solo utilizamos anchoa del Cantábrico de la más alta calidad, la «Engraulis Encrasicolus», pescada en la campaña de primavera en el Cantábrico por nuestra flota de bajura y se caracteriza por tener un punto mayor de tersura.

Y seguro que también conocéis su proceso de elaboración artesanal… Una vez las anchoas han pasado unos 8 meses de media en barricas con sal, verificamos que han alcanzado la maduración adecuada (color, textura…) y procedemos al proceso de fileteado y limpieza.

Se limpian perfectamente a mano una a una y sacamos de cada anchoa dos filetes perfectamente limpios y “afeitados”. Finalmente, también de forma manual, introducimos todos los filetes en la lata y le añadimos un aceite de oliva suave y especialmente seleccionado.

Si todavía no las habéis probado, ahora es el momento. Y en este mismo blog encontraréis muchas recetas y aperitivos con anchoas y una serie de consejos para disfrutarlas al máximo. A nosotros nos encantan sobre un pan tostado (calentito todavía), untado con un poco de mantequilla; ponemos encima un filete de anchoa y unas gotitas de limón… ¡tocaréis el cielo!

¡Buen provecho!

¡Comparte este post!