Hoy se celebra el Día Mundial de la Diabetes, y desde esté rincón de Nutrición y Salud queremos aportar nuestro granito de arena, mediante la información y concienciación sobre el papel de la alimentación.

En este artículo hacemos referencia a la Diabetes tipo 2, ya que la de tipo 1 es una enfermedad autoinmune en la que también hay que cuidar la dieta, pero que de momento es insulino dependiente. En la Diabetes tipo 2, salvo que nos encontremos con valores muy elevados de la glucosa, de la hemoglobina glicosilada, etc., de inicio, se comienza con dietoterapia y actividad física regular.

Es muy importante tener la Diabetes bien controlada, ya que esta enfermedad provoca una serie de lesiones irreversibles, que no tienen vuelta atrás: ceguera, neuropatías, etc. Esto, lejos de querer asustar, sí pretende concienciar. Por eso es muy importante cuidarnos ¡¡¡¡mucho, bien y siempre!!!!

Para empezar, recomiendo actividad física regular. Se debe practicar todos los días, ya que de esta manera “quemamos la glucosa”. Y con la alimentación, ¿qué consejos te doy?

Diabetes tipo 2 y alimentación

Deberemos evitar:

  • alcohol,
  • bebidas gaseosas y azucaradas,
  • zumos de frutas,
  • fruta escarchada y en almíbar,
  • cereales refinados (arroz, pasta, etc.),
  • alimentos ultraprocesados,
  • bollería industrial y dulces,
  • alimentos ricos en grasas saturadas
  • y moderar el consumo de fruta desecada.

Y, en cambio, priorizar:

  • consumo de verduras y de frutas,
  • cereales siempre integrales (arroz, pasta,etc) y acompañados siempre de verduras,
  • tubérculos* como patata, boniato, acompañados siempre de una ensalada,
  • pescados blancos y azules (estos no deben faltar por el aporte de buenas grasas de tipo insaturadas, sabiendo que pueden ser enlatados como por ejemplo las conservas de sardinillas o las de bonito del norte),
  • huevos y carnes (estas últimas preferentemente blanca),
  • y no pueden faltar las legumbres.
  • También te recomiendo que intentes cocinar los alimentos al vapor, plancha, cocidos y con poca cantidad de aceite.

*Con los tubérculos, te voy a dar un consejo: lo ideal es cocinarlos y a continuación ponerlos en la nevera por lo menos 8 horas antes de incorporarlos a nuestros platos. De esta manera, el almidón pasa a ser resistente y su índice glucémico baja, con lo que repercute menos en la subida de la glucosa.

Asimismo, es importante procurar mantener unos horarios regulares de comida y hacer cinco comidas al día.

Como ves, en este artículo se describe de manera somera la Diabetes y las pautas que se pueden seguir, doy una idea general. Si te surgen dudas, puedes preguntarme, aunque sobre todo y ante todo, es una enfermedad que debe estar bien controlada por el personal sanitario.

 

Dra. Arantza López-Ocaña

¡Comparte este post!