Este domingo 21 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Pesca, y desde Conservas Serrats queremos recordar la importancia de este sector y la necesidad de asegurar poblaciones sostenibles y ecosistemas oceánicos saludables.

Porque todos queremos un futuro saludable para nuestros océanos y la pesca sostenible permite que podamos contribuir a ese futuro mientras disfrutamos de los productos del mar.

En Conservas Serrats lo tenemos muy claro. Por eso, a la hora de obtener la materia prima para nuestras conservas, apostamos por pesquerías sostenibles con certificación MSC. Este certificado es una de la formas más sencillas para que los consumidores tengáis la tranquilidad de estar consumiendo productos del mar provenientes de una pesquería sostenible certificada. Esto significa que esa pesquería debe cumplir tres principios:

  • Mantener las poblaciones pesqueras sostenibles.
  • Minimizar los impactos medioambientales de la actividad pesquera.
  • Una buena gestión que le permita reaccionar de manera eficaz para seguir cumpliendo las normas si la situación cambia.

Las pesquerías del Cantábrico se han preocupado siempre de la sostenibilidad utilizando exclusivamente artes tradicionales y selectivas de pesca. Como muestra de ello, y aunque la obtención del certificado conlleva un largo proceso de evaluación, la anchoa del Cantábrico cuenta con él desde 2014, el Bonito del Norte desde 2016 y la sardina desde 2017.

Además, en Conservas Serrats, somos miembros activos de “Bermeo Tuna World Capital” que promueve a nivel global la gestión sostenible en torno al atún como recurso natural desde el conocimiento científico y el liderazgo de las buenas prácticas.

Tanto en conserva, como en fresco o congelado, compremos de forma responsable. De esta forma ayudaremos a proteger océanos, ecosistemas y pescado para el futuro.

📸 AZTI

¡Comparte este post!